Transformación y evolución: Perspectivas globales sobre la identidad digital en el sector público

Oct 5, 2015
Seguridad

La identificación digital proporciona una autenticación confiable y permite la entrega de una variedad de servicios a través de aplicaciones web o móviles que requieren prueba de identidad. Aunado la tecnología móvil a la web, y asegurado con Blockchain, un sistema de identificación digital es la opción más confiable y versátil de identificación ciudadana.


Uno de los papeles más importantes de cualquier gobierno al cuidar el interés público es posicionarse como una institución de confianza. De acuerdo con los participantes de la Conferencia de Identidad (Identity Conference en inglés) en los años 2018 y 2019, “…mejorar la protección de la identidad digital es tan importante como asegurar que todos tengan una.”[1] Al contar con formas únicas de acceso a la información (biométrica o autenticación doble), la identidad digital es también la identificación más segura para los ciudadanos en cualquier país.


Para la ciudadanía, gestionar la salud, organizar la educación de los niños, sacar un préstamo (o invertir ahorros), hacer un testamento, firmar un contrato de alquiler o ejercer los derechos civiles son actos de responsabilidad importantes que se pueden gestionar en el espacio digital. Sin embargo, la mayoría de estos procesos todavía se llevan a cabo de manera presencial, lo cual es más difícil y peligroso en la situación de pandemia en que vivimos.


En mi experiencia durante el año pasado (2020), necesité realizar algunos trámites, aquellos que no eran necesarios simplemente no los hice, solo aquellos que no podía aplazar me trasladaba a la oficina correspondiente sin embargo las personas que atendían también eran limitadas por lo que el tiempo de ejecución podía ser muy prolongado.


Al mismo tiempo, estos sistemas anticuados y procesos presenciales que son la norma en la mayoría de los gobiernos actuales, son costosos. Por lo que, naturalmente, uno de los beneficios más importantes para los gobiernos es la reducción de costos. Un análisis de McKinsey Global Institute[3] demostró que los mayores beneficios de un sistema de identificación digital incluyen ahorro de tiempo, ahorro de costos y reducción de fraude.


Al establecer un sistema de identificación digital, tanto los gobiernos como los ciudadanos se pueden sentir confiados de que sus trámites se están manejando de la manera más segura y eficiente posible. Los ciudadanos pueden utilizar las plataformas en línea para realizar trámites gubernamentales desde solicitar subvenciones y becas hasta firmar documentos de manera electrónica. Si se incluyen instituciones financieras, el pago de impuestos y recepción de beneficios se vuelven más rápidos.


Para las empresas, la identidad digital mejora el servicio al cliente al tiempo que protegen los compromisos contractuales. Los beneficios son para consumidores y también para las empresas. Empezando por la innovación y novedad que ofrecen con estas nuevas tecnologías, las empresas al adoptarla tienen una gran ventaja sobre sus competidores. Para el consumidor, mayor eficiencia, mayor seguridad, menor tiempo por transacción y mayor facilidad de adopción son solo algunas de las ventajas de la infraestructura de identificación digital.


Sin duda, la identidad digital es mucho más que una simple conveniencia o una novedad. El poder transformativo de las identificaciones digitales se ha comprobado en numerosos países tanto desarrollados como emergentes. Los países nórdicos, han tenido gran éxito en la implementación de sistemas de identificación electrónica. Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca han superado los obstáculos de crear soluciones de identificación electrónica a nivel nacional, proporcionando a más del 70 por ciento de su población una identidad digital. Las autoridades no lo lograron solas, los principales bancos, en colaboración con la sociedad en general, fueron decisivas para una implementación efectiva. [2]

Más cerca de casa, los beneficios de la identificación digital han captado la atención del gobierno mexicano que actualmente está en proceso de implementar una identificación nacional basada en biometría, la CUID (Cédula Única de Identidad Digital.) El documento, que forma parte de la iniciativa para la Ley General de Identidad y Ciudadanía Digital, deberá contener, datos personales como la Clave Única de Registro de la Población (CURP); nombre y apellido; fecha y entidad federativa de nacimiento; nacionalidad, así como información biométrica. De la misma forma, la cédula podrá incluir la cédula profesional, pasaporte, cartilla militar, información de seguridad social y demás que el reglamento considere.[4]

                                                                                                   

En un mundo cada vez más conectado y digitalizado, la identificación digital, se encuentra en el centro de múltiples procesos transformativos. El potencial de las identificaciones digitales de generar valor a través de asegurar transparencia, seguridad y eficiencia en los trámites comerciales, legales y servicios públicos generan grandes expectativas para su continua adopción alrededor del mundo.


  1. https://www.thalesgroup.com/en/markets/digital-identity-and-security/government/inspired/digital-dividends
  2. https://www.itu.int/en/ITU-D/ICT-Applications/Documents/Guides/ITU_eID4D_DIGITAL%20IDENTITY_ROAD_MAP_GUIDE_FINAL_Under%20Review_Until-05-10-2018.pdf
  3. https://www.mckinsey.com/~/media/McKinsey/Business%20Functions/McKinsey%20Digital/Our%20Insights/Digital%20identification%20A%20key%20to%20inclusive%20growth/MGI-Digital-identification-Report.ashx
  4. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/589836/MPPIyGSV.pdf

Ricardo Torices

Ricardo es Ingeniero en Sistemas Computacionales en la Universidad Tecnológica de México y cuenta con una Maestría en Gestión de Proyectos en dicha institución.

Cuenta con una amplia serie de cursos y certificaciones desde la Protección de datos personales, Seguridad de la Información, Vinculación y Transferencia de Tecnología, Equipo de Video Vigilancia, etc.

Se desempeña como Biometric Product Director en DICIO una empresa de soluciones tecnológicas. Evaluando las soluciones, tecnologías y productos existentes en el mercado, para unificarlos y construir un desarrollo innovador. Participa en el diseño de los productos y cuenta con amplio conocimiento en Tecnologías Biométricas, Soluciones de Identidad, Analíticos de Video, Sistemas de Video Vigilancia Urbana, Centros de Atención de Emergencias, etc.

Ricardo es responsable de coordinar diferentes áreas del negocio para una mejor funcionalidad de la empresa. Entre las habilidades de Ricardo se encuentra la negociación,  visión de negocio, proactividad y servicio al cliente.

Anterior a esto laboró en TELMEX como responsable del diseño de arquitecturas para el equipo de seguridad física de proyectos a gran escala.

Related Posts

Contáctanos

¡Gracias! hemos recibido su correo

Oops! Algo esta mal